resistencia-al-cambio-interna

Tips para mitigar la resistencia al cambio interna

Cuando hablamos de la resistencia al cambio, se suele pensar directamente en las trabas y conflictos que surgen dentro de las organizaciones, equipos o personas que no quieren modificar algunos comportamientos o formas de trabajo, pero ¿qué hay de ti? ¿tú sí estás cambiando? 

Para poder hacer estas transformaciones, es importante reconocer que el cambio viene desde uno mismo, de lo contrario, será difícil que logres tus metas. 

A continuación, te presentamos algunos tips para reducir la resistencia al cambio interna. 
Haz introspección 

Analiza tus conductas y pensamientos, identifica lo que estás haciendo bien, lo que estás haciendo mal y lo que puedes mejorar. Si no sabes cómo realizar este análisis, te recomendamos la técnica del diario, escrito o verbal. 

Escribe o graba tu voz y expresa la situación: el qué pasó, cuál fue el sentimiento que tuviste, con quién lo tuviste y su respuesta y cuál fue el resultado. Analiza los hechos al día siguiente o al final de la semana para que puedas empezar a conocerte, de lo contrario, será complicado que puedas vencer esa resistencia al cambio. 

Cuida tu lenguaje  

No sólo con los demás, también contigo mismo. Piensa en la manera en que te hablas y reconoce tus logros y las cosas que haces bien. Es importante saberlo para poder replicar estas acciones positivas en otras situaciones, así mismo, reconoce las cosas que puedes hacer de forma objetiva, sin demeritar tu trabajo, recuerda que de los fallos es donde más se aprende. 

Establece acciones de mejora cortas 

Dicen por ahí “el que mucho abarca, poco aprieta”. A veces queremos lograr grandes cambios para avanzar más rápido, pero pueden no resultar muy estables a largo plazo. Empieza a hacer pequeños cambios: propósitos y acciones con las que realmente puedas comprometerte. 

Planifica tu día 

Lo peor que se puede hacer cuando se está desarrollando un cambio de sistema, es no llegar preparado. Date 20 minutos el día anterior para planificar tus actividades y las cosas que deseas modificar,  

Identifica objetivos prioritarios 

Idealmente puedes tener 3 objetivos de cambio en el día, pero si logras empezar con uno, está bien. Define tus prioridades, sabemos que muchas veces hay varios cambios que hacer, pero no podemos desviarnos de la meta principal. 

Agiliza tus equipos para acelerar resultados

Identifica situaciones de impacto 

Piensa en los escenarios posibles de las situaciones más importantes de tu día, tanto respuestas como consecuencias. Esto disminuye la resistencia al cambio pues te prepara mentalmente para darte una idea de cómo podrías actuar dependiendo de la situación. Espera lo mejor, pero prepárate para lo peor. 

Escúchate 

Reconoce y comprende tus necesidades para poder expresarlas correctamente, asegurando que tu mensaje es claro y los demás lo comprenden. 

Menos “ver jerarquías”, más “ver personas”

Por los ajetreos de la vida diaria, es fácil fijarse más en los rangos y niveles de los integrantes en tu organización, pero es indispensable recordar que son personas, trátalos como tal. Escúchalos y háblales de manera objetiva, realista y respetuosa para generar confianza para mantener el lado humano en las situaciones de cambio. 

Perseverancia 

No decaigas, si alguna de tus propuestas no fue aceptada, sigue intentando. Sabemos que todos cometemos fallos, pero con análisis y perseverancia se lograrán los cambios. 

Mantente relajado 

Los CEO y dueños de las empresas más importantes del mundo recomiendan mantenerse relajado. La meditación, el ejercicio y la práctica de tus hobbies sanos, estimularán tu creatividad y reducirán los niveles de estrés, logrando una mejor toma de decisiones en tu vida laboral y personal. Date un tiempo para ti mismo. 

Conoce por qué las prácticas ágiles vuelven tu trabajo más eficiente.

La adaptación a nuevos sistemas o entornos no siempre es sencilla, pero intenta agregar a tu rutina y cumplir estos tips para reducir la resistencia al cambio interna de manera paulatina y notarás mejoras en tus proyectos laborales o de vida.

Entra a mis redes y sígueme para que veas las demás publicaciones que tengo para ti. 
Tips para mitigar la resistencia al cambio interna

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *