Cambio-organizacional

Cambio organizacional: ¿Cómo lo agilizo?

Si tu propósito es saber cómo agilizar un cambio organizacional, en este blog te comparto 7 pasos claves para que lo puedas realizar en cualquier tipo de organización.

Cabe mencionar que el tiempo y complejidad pueden variar en estos pasos.

A continuación, te menciono cuales son:

1.- Define cuál es la necesidad y capacidad de cambio:

Este punto debe de estar claramente definido, con un ejemplo te apoyare a entenderlo mejor. Imagina que tienes la necesidad de contratar a más colaboradores en tu empresa, digamos unas 6 personas, pero la capacidad de tus oficinas no te lo permite porque es muy reducido el espacio. Hay que identificar hasta dónde llega tu capacidad para contratar, puedes empezar con 1 o 2 personas.

2.- Establece y “vende” el propósito:

El cambio que busques realizar lo debes ofrecer a los líderes, al equipo y a tu organización, procura hablarles o comunicarte con cada uno en su propio vocabulario. Esto es muy importante porque a las personas, organizaciones y equipos no les importa cambiar solo porque sí, lo que cada uno busca son sus intereses, mejorar sus vida y resultados.

3.- Prepara a las personas para la transformación:

Lo que harás es definirle a cada persona su rol, entrenarla, seleccionar y darle las técnicas, así como herramientas con las que van a trabajar. También proporcionarles el entorno para que participen en el cambio. Un consejo que te doy es, no presionar a las personas a que el cambio debe de ser perfecto, cada uno va a buscar por sí mismo que es lo mejor, y créeme, lo van a realizar.

Cambio-organizacional

4.- Planea en lapsos cortos:

Aquí debes poner atención para que lo que planes no te lleven más de dos meses. Si de casualidad surge que un cambio lleva más de 3 meses, hazlo más corto, simplifícalo para no invertir mucho tiempo.

5.- Identifica a las personas que van a trabajar contigo:

Dentro de la planeación que vas a realizar, reconoce a tu equipo, por decir los involucrados clave que van a hacer posible el cambio. Agrega a este punto los recursos financieros y materiales que necesitas.

6.- Prioriza las necesidades de cambio:

Si tu planeación lleva un lapso de 2 meses, prioriza cuál es la actividad por la cual vas a empezar la primera semana, después la segunda y así sucesivamente. Crea opciones y apóyate de tus necesidades para que obtengas mejores resultados.

Cambio-organizacional

7.- Experimenta lo más rápido posible:

Aquí rápidamente, vas a preparar el cambio, lo vas a implementar, empezarás a obtener datos y a revisarlo. Esto debe ser en un periodo de un mes.

Ya que cuentas con esta información, a partir del primer cambio que realizaste, vas a volver a descubrir, a identificar lo que tienes que planear nuevamente, implementarlo, medirlo y revisarlo. Este proceso se va a volver cíclico y se basa en un marco llamado, Lean Change Management, el cual nos ayuda a gestionar cambios de forma más acelerada.

Recuerda que el cambio es una necesidad, pero no se puede imponer, puesto que debe de transcender para que pueda ser sustentable y sea de mayor impacto.

Provee de un propósito a las personas, a los equipos u organizaciones donde quieras implementar un cambio y te aseguro que va a ser mucho más rápido.

Sígueme en todas mis redes para más consejos.

Entra a mis redes y sígueme para que veas las demás publicaciones que tengo para ti. 
Cambio organizacional: ¿Cómo lo agilizo?

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *